Historia 1729-2014

Gracias a la audacia que caracteriza el ADN y los valores de Perrelet, la marca ha sabido perpetuar, desde sus inicios, un continuo deseo de innovación en el campo de la relojería. Creador del reloj automático hace ya casi 250 años, Perrelet no deja de ensalzar su espíritu pionero, vanguardista y su maestría en la elaboración de relojes. Valores clave, como el rigor técnico al igual que la precisión extrema se ponen al servicio de una visión: perpetuar la herencia relojera del mítico fundador de la marca, Abraham-Louis Perrelet y de sus sucesores, como Louis Frédéric Perrelet.

1729

Nace Abraham-Louis Perrelet en las montañas de Neuchâtel, en el distrito de Le Locle, Suiza. Apasionado por la relojería, se dedica desde su adolescencia a la construcción de distintos instrumentos de precisión. El dominio de su arte, sus reconocidas aptitudes y su genio creativo hacen de él una de las más grandes referencias relojeras de todos los tiempos.

1777

Desde 1770, Abraham-Louis Perrelet se dedica a la puesta a punto de un sistema que, partiendo de un impulso inicial, sea capaz de funcionar indefinidamente. En 1777 concretiza su invento, totalmente revolucionario: el movimiento de cuerda automática. Hasta la fecha, nadie había encontrado un sistema mejor para dar vida a los calibres mecánicos y su invento continúa marcando la historia de la relojería.

1780

Abraham-Louis Perrelet pone a punto el primer podómetro y se convierte también en el primero en confeccionar relojes con escape de cilindro y dúplex, con fecha y ecuación. Además, perfecciona el acabado, mejora los piñones, las ruedas, el escape y su mecanismo único de cuerda automático.

1781

En 1781 nace Louis-Frédéric Perrelet, heredero de la genialidad relojera de su abuelo. Al manifestar su predisposición por la mecánica y las matemáticas, recibe formación de su abuelo, para establecerse más tarde en París y estudiar en los talleres de Breguet. Gracias a su talento, pronto se da a conocer como relojero independiente.

1823

Su interés creciente por la astronomía, la física y las ciencias llevan a Louis-Frédéric Perrelet a concebir relojes denominados “inteligentes”. Un péndulo astronómico concebido en 1815 se presenta en la Exposición Universal de París de 1823 y lo consagra como relojero mecánico de tres reyes sucesivos de Francia.

1827

Con motivo de la Exposición de los Productos de la Industria Francesa, Louis-Frédéric Perrelet presenta un excepcional contador de física y de astronomía con ratrapante. Esta pieza, a la que se concede oficialmente la patente en marzo de 1828, le vale la medalla de la Academia de las Ciencias en 1830.

1834

Como prueba honorífica de su reputación de envergadura europea, de su talento y de su perseverancia, Louis-Frédéric Perrelet, además de las múltiples medallas de oro que recibe, es condecorado con la Legión de Honor en grado de Caballero.

1995

La casa Perrelet desarrolla, pone a punto y produce el primer calibre automático denominado «de doble rotor». Se trata de un sistema único que une la masa que sirve para dar cuerda de forma automática a un rotor situado en la esfera. El modelo Dipteros inaugura una importante etapa para el futuro de la marca y deja presagiar desarrollos inéditos y exclusivos.

2009

Perrelet presenta el emblemático modelo Turbine. Inspirado en el movimiento «de doble rotor», la masa de su esfera se transforma en una hélice que impresiona por su extrema velocidad de rotación. El Turbine abre la puerta a creaciones artísticas y relojeras únicas, auténticas.

2012

Perrelet da un paso decisivo hacia la autonomía con la adopción del calibre P-321, que equipa la mayoría de sus relojes y es el primer movimiento de manufactura íntegramente concebido y realizado en sus talleres. Nuevas complejidades relojeras se añaden a continuación a la base de este calibre, enriqueciéndolo. Perrelet obtiene con ello una autonomía de producción total, prueba de su libertad de creación y de su legitimidad relojera.

2013

Perrelet presenta el Turbine Chrono, demostrando su creatividad, capaz de combinar el efecto Turbine con una complejidad relojera. El mismo año, Perrelet lanza además su modelo Turbillon, sabia combinación del modelo Turbine con un calibre tourbillon, fabricado en sus propios talleres. Mediante estas dos grandes novedades, Perrelet demuestra su savoire faire relojero y su capacidad de reinvención continua del concepto «Turbine».

2014

El Turbine alza el vuelo. La casa presenta el Turbine Pilote: un homenaje al universo de la aviación que, al igual que el de la alta relojería, se basa en la audacia y en el cálculo. Esta colección presenta una turbina asociada a una regla de cálculo aeronáutico. Este mismo año, Perrelet presenta su modelo Turbine Skeleton, que combina la rueda de diez palas de titanio característica de la colección Turbine con un movimiento esqueleto íntegramente manufacturado.

2015

Perrelet celebra el vigésimo aniversario de su concepto emblemático, el Doble Rotor. Con la colección First Class Double Rotor Skeleton, provista de un movimiento factura de la casa, el calibre P-481, Perrelet aúna la tradición relojera de su innovador concepto (el Doble Rotor) con su saber hacer en el arte del movimiento esqueleto.